miércoles, 28 de noviembre de 2007

Portada.

Bueno people, bienvenidos al paraíso de la tinta negra y del "spanglish";
siéntase cómodos, agarren los pop corns y enjoy...
La idea es cada semana subir nuevas cosas.
Spread the word!


Los últimos serán los primeros

La primera vez que vi a Osvaldito era un niño con muchas ganas de aprender; la última vez que he visto a Montos sigue siendo un niño con muchas ganas de aprender. Un único detalle diferencia ambos encuentros: este Montos es ya un artista lleno de energía, de un lenguaje maduro y auténtico.
He tenido la suerte de dedicar gran parte de mi tiempo a hurgar en el humorismo gráfico y la historieta que se ha hecho y se hace en nuestro país. Ello me ha brindado una visión bastante abarcadora de este universo. Una de mis grandes preocupaciones hace unos años era la ausencia dentro de nuestro humor gráfico y nuestra historieta de nuevos valores que continuaran una labor que ha hecho historia en Cuba. Paulatinamente estas inquietudes se han disipado, he observado cómo han ido surgiendo jóvenes que con un trabajo serio se han ido introduciendo paso a paso en estas artes.
Montos es uno de ellos; él ha logrado construirse una manera de hacer dentro de la historieta cubana que le sitúan, a mi juicio, entre las mejores muestras de lo realizado en esta isla. Su estilo nos revela un dominio del dibujo extraordinario; es preciso, expresionista, capaz de estructurar páginas ingeniosas y de reproducir en sus viñetas movimientos, planos, rostros y todo lo necesario con una precisión impecable.
Estoy seguro de que la calidad de sus obras hará que se sumen a la lista de sus admiradores, dentro de las que ya me encuentro.
Montos necesitará seguir trabajando sin descanso y descubrir, cada vez más, el camino de su sello personal. Confío en que se abrirán para él en lo adelante más espacios editoriales que amplifiquen su producción creativa dentro y fuera de nuestras fronteras.
ARES (mayo de 2007)







1 comentario:

Annick dijo...

Tienes razón, Ares. El muchacho promete. Puede hacer lo que quiera con tinta y papel. Yo también me sumo a la larga lista de admiradores. Cuando lo conocí le dije: "soy fan a ti".

Y es tan buena persona como buen artista. Good Luck, Montos! Aunque cuando hay talento la suerte no hace tanta falta.